martes, 23 de noviembre de 2010

Tocar fondo nos enseña ...

¿Que pasa cuando descubrimos que una vez mas hemos fallado?
¿Que nos ocurre cuando no vemos el final del túnel?
¿Que nos ocurre cuando decidimos tirar la toalla y hundirnos en la inestabilidad y el desequilibrio?
Cada vez que seguimos este camino nos vemos perdidos dentro nuestro; no sabemos para donde disparar y muchas veces pensamos en no disparar, considero que ese es nuestro peor error, quedarnos inmovilizados, quedarnos estancados en un pozo donde no vemos la luz, pero no la vemos por interés propio...
Hablo desde el lado de la vivencia, de la experiencia, porque vi muchas veces el suelo; estuve muchas veces pegada y amarrada a el, suponiendo que nunca iba a poder salir de ese lugar chato y frío. Pero algo paso, que me demostró que estaba cometiendo un error muy grande, que suponía que lo que me había pasado a mi era terrible porque nunca me había tomado el atrevimiento de poder mirar un poco mas allá de mis problemas y contemplar que hay cosas mucho peores de lo que a mi me paso, que hay personas que sufren enserio, que sufren y que desgraciadamente muchas veces sus problemas no tienen solución, yo no estaba ni enferma, no era pobre ni tenia problemas legales, mi vida era normal y tranquila, no me paso nada relevante pero desgraciadamente en su momento no lo pude ver; por eso ahora cada vez que me salen mal las cosas pienso y recapacito todo de nuevo, me acuerdo de los demás, considero el lado positivo y trato de utilizarlo, porque sino es muy probable que quede pegada junto con la desgracia al suelo.
Personas como yo, sensibles, frágiles y débiles caemos al suelo de nada, nos desmoronamos de nada y siempre siempre vemos el lado negativo a todo, estamos mal y volvemos a estar mal, pero es una gracia haber tocado fondo y haber podido salir y poder decir hoy que siempre hay algo bueno de todo, y sobre todo de lo malo; que todos nos tenemos que cuidar de los demás y de nosotros mismos, que poseemos el don humano mas grande del mundo...
Amemosnos, no nos apresuremos que la vida es una sola, y se pasa volando, no nos espera jamas.
Descubramos que cada día que pasa es una oportunidad para dejar de lado esa persona débil y frágil que tenemos dentro nuestro, y poder sentir que hay una otra persona nueva, atrevida y alegre muy muy en el fondo esperando para vivir y descubrir el mundo con otros ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario